La niña que quería ser superhéroe

Érase una vez una niña que se llama Carlota y le gustaban mucho los libros de superheroes, era su pasión. Un día hubo casualidad, estaban dando lengua y tenían que hacer un trabajo sobre los superhéroes. A ella le tocó con su amiga Coral y con su amigo Daniel. Quedaron a las 5 en casa de Carlota. Cogieron un libro para informarse de cosas de superhéroes, pero Carlota dijo:

“No hace falta que consultemos con libros porque yo me sé todo sobre los superhéroes”.

Y dijo Daniel: “Vale, pero lo tendremos en la mesa por si acaso tu no sabes algo y lo tengamos que consultar.”

Carlota respondió: “Vale, Dani.”

Coral ha traído su portátil porque Carlota no tiene ordenador. Al cabo de un rato ya iban por el medio del trabajo y lo dejaron para seguir mañana.

Al día siguiente Carlota se sentía rara, como ella tiene todo tipo de libros de superheroes consultó uno de ellos que era cómo se iban transformando en superhéroes. En el libro ponía algunos pasos para saber si eran superhéroes o no. Por la noche descubrió que tenía poderes, por lo tanto era una superhéroe.

Al día siguiente no estaba segura del todo hasta que lo probó de nuevo y esa vez sí estaba segura.

FIN

Zamira

Érase una vez una mujer llamada Zamira que vivía con sus tres hermanastras. Zamira trabajaba haciendo las camas, barriendo, etc. Un día sus hermanastras hablaban de la fiesta que iba a celebrar el príncipe para elegir esposa y estaban muy contentas porque iban a ir y Zamira no. Ella quería, pero las hermanastras no le dejaban así que la pobre se quedó sola, triste y llorando. Pero entonces vino un hada que le dijo:

-¿Qué te pasa?

Y ella le contestó:

-Es que yo quiero ir a la fiesta del príncipe y ni tengo vestido.

Entonces el hada sacó una varita e hizo magia: Zamira tenía puesto un vestido muy bonito y unos zapatos de cristal. Se fue en una carroza, pero le dijo el hada que a media noche tenía que volver porque el hechizo se rompería.

Zamira se fue muy contenta y se encontró con el príncipe y estuvieron juntos toda la noche. Así que llegó la media noche y se fue rápidamente hacia la carroza y el tacón se le cayó. El príncipe lo recogió y le preguntó que adónde iba y ella no le contestó. Así que el príncipe estuvo días buscándola y propuso que la que tenia ese tacón se casaría con él. Así que la encontró y se caso con ella.

Lachu

Érase una vez un palacio donde vivía Lachu con su padre Luchin y su madre Luchichuna. Pero la pobre Luchichuna se murió y Luchin decidió que viviera con ellos la tía Michinu, que por cierto era muy mala. La tía Michinu trataba muy mal a Lachu. Además, la tía Michinu trajo también a sus hijas, que se llamaban Michuli y Michula, que tampoco querían a Lachu.

Un día la tía Michinu y sus dos hijas se fueron de fiesta y pusieron a Lachu a limpiar en la casa mientras ellas se divertían. Entonces vino un hada y puso a Lachu muy guapa y la llevó a la fiesta. Y al final Lachu bailó con el príncipe, pero no se quiso casar con él porque no le gustaba cómo bailaba.

Él ángel de los niños

Cuenta una antigua leyenda que un niño que estaba a punto de nacer le dijo a Dios:

—Me dicen que me vas a mandar mañana a la Tierra, pero…¿cómo viviré tan pequeño e indefenso como soy?
—Entre muchos ángeles escogí uno para ti que te está esperando, el te cuidará.
—Pero aquí en el cielo no hago nada más que cantar y sonreír; eso basta para ser feliz.
—Tu ángel te cantará, te sonreirá todos los días y tú sentirás su amor y serás feliz.
—¿Y cómo entenderé a la gente que me hable, si no conozco el extraño idioma que hablan los hombres? ¿Y qué haré cuando quiera hablar contigo?
—Tu ángel te juntará tus manitas y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque yo siempre estaré a tu lado.

En ese instante,una gran paz reinaba en el cielo, pero ya,se oían voces terrestres y el niño, presuroso, repetía suavemente:

—Dios mío, si ya me voy, dime su nombre… ¿Cómo se llama mi ángel? Su nombre no importa, tú le dirás mamá.

Para qué sirve el colegio

El colegio sirve para aprender a escribir, a estudiar, etc. Pero hay una cosa que es muy importante. ¿Sabéis qué?  Es aprender a jugar con tus amigos, a relacionarse con ellos, a ser simpáticos con ellos…

¿No os dais cuenta que es lo mejor que nos puede pasar en un colegio? Para mí si es lo mejor. Por ejemplo, esas son las normas que debemos cumplir para mí. ¡Y juntos lo conseguiremos! :

El gato tragón

Érase una vez un gato que comía mucho y sus dueños le pusieron Glotón. Como Glotón comía mucho lo pusieron a dieta porque estaba muy gordo. Un día se comió el pavo de navidad, otra vez se comió dos piruletas de unos niños y una vez en una avión se escapo de la jaula y se comió casi toda la comida. Los dueños estaban pensando en darlo en adopción.

Cuando fueron a llevarlo, a sus dueños casi los atropella un coche y el gato saltó y se coló por la ventanilla del coche. Entonces los dueños se dieron cuenta de que Glotón era un héroe. Entonces los dueños se lo pensaron mejor y ya no lo dieron en adopción, sino que se lo quedaron para ellos y desde entonces ya no se llama Glotón, sino Héro Kid 108. A los 2 meses el gato Héro Kid 108 había escapado de su casa y los dueños estaban muy asustados porque era un héroe. Pero a los dos días el gato apareció porque tenía el deber de cuidar a sus dueños.

Después de dos meses los dueños decidieron comprar una gata hembra y la llamaron Linda.

Los gatos tuvieron cinco gatitos: una rubio, otro blanco y negro, otro marrón flojo, otro blanco entero y el ultimo era gris. Sus nombres eran Fifi, Fofo, Canela, Toby y Dama.

Fin

El internado (1)

Érase una vez una niña que era huérfana de padre y madre. Como no tenía a sus padres hacía locuras, por ejemplo cortarse las venas o algo. Pero no lo hacía porque no era capaz.

Un día ella se cansó y mató a un niño y fue a un internado. Un año después ella seguía en el internado y allí le pegaban y todo.

Ella en el internado era muy buena, pero un día ella se portó muy mal y le pusieron camisa de fuerza.

Cinco años después les iban a adoptar unos muchachos y hasta después de 10 años más no podía adoptar a alguien.

Continuará….

Los dos hermanos

Eran dos hermanos: uno se llamaba Dani y el otro Abraham. Abraham tenía 20 años y Dani, 18. Un día fueron a un bosque y encontraron una niña y se la llevaron con ellos. Pasaron los años, esa dulce niña creció y le pusieron de nombre Rocío.

La madre, que la había abandonado, llamada Lola, un día la vio y la siguió hasta la casa de Abraham y Dani. Fue a la policía y les dijo que unos tipos le habían secuestrado a su hija. La policía fue a casa de Abraham y Dani. La policía los metió en la cárcel y Rocío lloraba y lloraba, ella no quería a su madre Lola sino a su padre adoptivo Abraham. Rocío intentó escapar pero Lola, su madre, la vio y le pegó y le chilló: «¡Tonta, más que tonta eres! ¿Dónde crees que vas? ¡Limpia la casa que está muy sucia!».

Abraham, como tenía dinero les pagaron 5.000 € y así fue como escapó. La buscó y la buscó pero no la encontró. Oyó a una niña llorar y era su hija y le chilló en voz baja: «¡Hija, escápate! ¡Corre! ¡Corre! Vámonos de aquí. Hija mía, ¿qué te ha hecho esa mala mujer?». Rocío le respondió: «Nada, me ha pegado cuando intenté escapar.».

A la semana Rocío se fue con Abraham y su tío Dani a Huelva. Allí ella encontró un hombre muy bueno llamado Ángel. Cinco años después Rocío y Ángel se casaron y ya Abraham tenía 42 años, la niña 22 y su tío Dani 40. Ah, y Ángel 21. Tuvieron un niño y le pusieron Gabriel.

Continuará ……

Una historia apasionada – segunda parte

El nieto de Rafael se llamaba David y ya tenía 23 años. No tenía ni trabajo ni nada de nada. Un día fue a la mafia Tafia y se dio cuenta de que el hermano de su abuelo, vamos el que lo había matado, estaba allí. Él no le quería decir nada para poder matarlo, pero él no sabía que Antonio era el jefe y si lo mataba él iba a morir.

Esa misma noche conoció a una mujer. Ella se había enamorado de él y él se había enamorado de ella. Un día empezaron a salir como todas las parejas.

David eligió una hora para matarlo y lo mató. La mafia lo perseguía y sabía que si cogían a su novia lo iban a tener a él, así que fue la novia con David. Se fueron muy lejos. La mafia cogió a su hijo de 10 años llamado Joaquín y él fue a salvarlo y entonces capturaron a David.

Y en el momento en que lo iban a matar, su hijo, que estaba atado con cuerdas, se escapó y a su padre lo salvó. Escaparon los tres juntos. Ella, la novia de David se casó con David y tuvieron un hijo al que llamaron Rafael, como el abuelo de David.

Continuará …